CARVA

¡DIGALE NO AL MERCADO CLANDESTINO DE AUTOPARTES!

De la totalidad de vehículos que son dados de baja registral anualmente en nuestro país, aproximadamente cien mil automotores por año, sólo el 30% de los mismos, se realiza mediante el sistema de baja con recupero de piezas, con intervención de un desarmadero inscripto de acuerdo a los términos establecidos en la Ley 25.761, que como sabemos es una actividad estrictamente controlada y monitoreada.

El resto son dados de baja por medio de otros canales establecidos normativamente, los cuales no aseguran el destino de los restos del vehículo, los que, sin ningún tipo de control, pueden ir a alimentar el mercado ilegal de venta de autopartes.

Esto trae aparejado indudablemente una serie de efectos nocivos, no solo para el sector específicamente, sino también para el estado y toda nuestra sociedad.

En primer lugar debemos mencionar la venta de autopartes prohibidas por ley, entre ellas piezas que hacen a la seguridad del vehículo, punto este muy sensible ya que hablamos de la seguridad de toda la población, tanto conductores, como acompañantes y peatones.

Se alimenta el mercado ilegal de venta de autopartes que se encuentra legislado por la ley 25.761.

Los autos que son dados de baja sin la intervención de un desarmadero inscripto, en la mayoría de los casos termina abandonado por sus dueños, y su partes provocan una gran contaminación del medio ambiente desde todo punto de vista.

No debemos dejar de mencionar el perjuicio que provoca en las arcas del estado, ya que las autopartes son comercializadas absolutamente sin control, y en consecuencia sin que se abonen los impuestos y tributos que deberían haberse abonado si las piezas fueran vendidas por los canales legales establecidos.

Estos efectos negativos que hemos mencionado, y que son solo algunos de los que se producen, pueden ser eficazmente evitados, y la intervención de un desarmadero inscripto asegura ese resultado positivo.

 

– Cámara de Recuperadores y Venta de Autopartes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *